Cambios en la ley de alquiler de viviendas

 


Las Cortes Generales han aprobado, con fecha 4 de junio en el Boletín Oficial del Estado (BOE), la Ley de Medidas de Flexibilización y Fomento del Mercado del Alquiler de Viviendas. Con esta nueva Ley que entra en vigor el 6 de junio de 2013, el Gobierno tiene el objetivo de flexibilizar y dinamizar el arrendamiento en España.
foto Cambios en la ley de alquiler de viviendas


A partir de este momento todos los contratos de alquiler que se firmen se regirán por una nueva normativa, sin carácter retroactivo. De este modo, los nuevos contratos de arrendamiento incluyen, entre otras, las siguientes modificaciones:

- Cambia el plazo mínimo de los contratos: Tendrán una duración mínima de tres años con una prórroga tácita de uno más si el inquilino así lo desea y cumple con todas sus obligaciones.

- No se está obligado a actualizar rentas con IPC: Inquilinos y caseros pasan a estar capacitados para pactar cualquier otro sistema.

- Tanto arrendador como inquilinos podrán romper su relación más fácilmente, por diversas circunstancias: El inquilino tendrá derecho a rescindir el contrato a partir del sexto mes de su firma, avisando con 30 días de antelación a su arrendador. Así mismo, el casero también tendrá derecho a recuperar su vivienda, para destinarla a un uso permanente en determinados supuestos a partir del primer año y avisando con dos meses de antelación al inquiino.

- Se favorece la inscripción en el Registro de la Propiedad: La inscripción del contrato de alquiler, por parte del inquilino, le dará mayor seguridad para su permanencia en la vivienda frente a diferentes supuestos (venta de la vivienda, adjudicación a un banco...). Si no está registrado, el inquilino, podría ser desalojado en tres meses.

- Se podrán realizar obras en la vivienda siempre y cuando el inquilino asuma el pago de la obra y llegue a un acuerdo con el casero para la suspensión del pago de la renta por un periodo determinado. Se incluye el derecho de los inquilinos a efectuar obras para la adecuación de la vivienda para el uso de personas mayores de 70 años.

- Se busca acelerar la resolución de los conflictos entre caseros y arrendatarios, agilizando los plazos para recuperar la vivienda en caso de impago o incumplimiento de otros puntos del contrato por parte de los inquilinos. Se habilita a tal fin un plazo de 10 días para que el arrendatario pague la deuda pendiente antes de iniciarse el proceso judicial o para que exprese sus alegaciones ante una posible denuncia.

Administraciones Madrid S.L. - C/ Músico Magenti, 4 - Bajo - 46020 VALENCIA - Tel. 96.3610295